Historia

Eva Yebra nació en octubre de 2006. Empezó con el cariño y la modestia de quien empieza sin saber muy bien qué pasará, por aquellos entonces tenía una pequeña tienda en la Calle San Miguel y 43 años recién cumplidos. ¿Quién dijo que era tarde?

 

Eva Yebra no es solo moda y complementos, es un estilo. Eva Yebra es su familia, son sus dos hijas que se fueron de casa, pero nunca han dejado de recordarle que casa es allí donde estén cada una de ellas.

Quién la conoce sabe que es fiel a su estilo, cuáles son las marcas con las que se identifica, aquellas que nos transportan a otro lugar, es un volverse a enamorar de una prenda o un completo y, al llevarlos, dejar que seamos nosotras mismas quienes nos volvamos a dejar querer.

Somos mujeres con cuerpos distintos pero únicos y cada una de nosotras se merece sentirse así. A una mujer hay que saber mirarla, no todos saben, por ser quién es, fiel así misma y auténtica. Eva Yebra es el compromiso y la autenticidad de que aquí hay un lugar para cada una de vosotras.

 

La moda evoluciona y Eva Yebra también lo hizo y lo hará. Empezó solo con complementos en un local de 20 m2, ahora los combina con la ropa en un local de 80 m2 a la vez que apuesta cada vez más por la moda sostenible y fabricada en España, o en el extranjero, siempre en condiciones laborales dignas para los trabajadores. Da prioridad a los valores y, sobre todo, al concepto de “calidad antes que cantidad”.

 

Nació en medio de la crisis económica, superó una crisis personal y ahora disfruta del día a día, haciendo que los días cuenten.

 

Bienvenidas a Eva Yebra, ahora al menos sabéis parte de mi historia.